CHELSEA FLOWER SHOW

Chelsea Flower Show, es un festival de flores, plantas, jardines y todo lo relacionado con el mundo de la horticultura organizado por la Royal Horticultural Society (RHS), en los terrenos del Royal Hospital Chelsea, hogar de unos 300 soldados retirados del ejército británico conocidos como Chelsea Pensioners, en Chelsea, Londres. La RHS es la organización benéfica relacionada con los jardines y la jardinería más importante del Reino Unido y, con unos 500.000 miembros, su objetivo es enriquecer la vida de las personas a través de las plantas y hacer del Reino Unido un lugar más verde y más bonito.

Aunque el Chelsea Flower Show no es el evento más grande de este tipo, galardón reservado para el RHS Hampton Court Palace Garden Festival, es sin duda el más famoso. Ha sido apodado como “el equivalente en jardines a la Semana de la Moda de París” o la “Copa del Mundo” de jardinería y es el punto culminante de la temporada en la que los británicos ponen a punto sus jardines para el verano. El evento es algo así como un pasatiempo nacional inglés y está tan integrado en el calendario social como las carreras de Ascot o las regatas de Henley.

Cada año, durante cinco días en mayo, los terrenos del Royal Hospital se transforman en una colección de jardines de exposición y en un fascinante despliegue de flores y plantas, con cientos de expositores compitiendo por una de las Medallas de Oro de Chelsea. Al espectáculo asisten alrededor de 160.000 visitantes cada año, un número limitado por la capacidad del recinto, las entradas deben comprarse con mucha antelación y, por lo general, se agotan totalmente con mucha anticipación.

El Chelsea Flower Show recibe una enorme publicidad, la BBC realiza una amplia cobertura en televisión, cada año asisten diversos miembros de la Familia Real y atrae a visitantes de todo el mundo.

Los orígenes del Chelsea Flower Show se remontan a 1862, cuando se celebró en Kensington el primer “Great Spring Show” de la Royal Horticultural Society. En 1888, la exhibición se trasladó a Temple Gardens, una ubicación más céntrica, junto al Támesis, que resultó ser un gran éxito.  En su nueva ubicación el Great Spring Show atrajo a algunos de los comerciantes de semillas y viveros de plantas más prestigiosos de Inglaterra y de otros países, y el número de expositores aumentó de 48 a 120.

A pesar de su popularidad, en 1912 el evento fue sustituido por un nuevo evento botánico, la Royal International Horticultural Exhibition, que se organizó como un acontecimiento puntual en los terrenos del Royal Hospital, Chelsea. Tuvo tanto éxito que la RHS decidió trasladar permanentemente el Great Spring Show a la nueva ubicación en Chelsea y el 20 de mayo de 1913 el evento se llevó a cabo por primera vez en los terrenos del Royal Hospital de Chelsea. Los primeros festivales fueron eventos de tres días que se llevaron a cabo en el interior de una carpa única. Las visitas reales no se habían convertido aún en una tradición: el rey Jorge V y la reina María no asistieron en 1913, pero la madre del rey, la reina Alexandra, asistió con dos de sus hijos.

Unos meses después del segundo show en Chelsea, se declaró la guerra en Europa. El espectáculo continuó en 1915, pero el número de expositores disminuyó y existía la sensación de que la jardinería ornamental era una indulgencia inapropiada, por lo que, después de 1916, el festival se canceló durante la guerra.

En 1919, el gobierno exigió que la RHS pagara un impuesto de espectáculo por organizar el show. Con los recursos ya limitados, el impuesto amenazó a Chelsea, pero afortunadamente, el impuesto se abolió cuando la RHS convenció al gobierno del aspecto educativo de la exposición.  Por ello en 1920 se erigió una carpa especial para albergar exhibiciones científicas que actualmente se encuentran en una esquina del Gran Pabellón. 

Si bien los espectáculos originales se llevaron a cabo dentro de una única carpa, la provisión de carpas aumentó al acabar la guerra. En 1928, se instaló una carpa para rosas y entre 1920 y 1934, aparecieron carpas para cuadros, exhibiciones científicas y exhibiciones de diseño de jardines. Al final de la década de 1920, dos residentes de Chelsea, la condesa de Lovelace y Jacqueline Hope, empezaron a organizar tea parties para celebridades e invitados de la alta sociedad, sentando las bases del evento social en que se ha convertido el Chelsea Flower Show.  

Entre las dos guerras mundiales, los jardines rocosos fueron probablemente la sección más popular del Show, atrayendo a grandes multitudes. El Chelsea Flower Show se suspendió en 1939 por la Segunda Guerra Mundial, ya que los terrenos del Royal Hospital se utilizaron como base antiaérea y en cambio, la RHS se centró en su campaña ‘Dig for Victory’, que enseñaba cómo cultivar alimentos en casa. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, se decidió volver a organizar el Flower Show lo más rápidamente posible para así contribuir al resurgimiento de la horticultura británica.

Un gran cambio llegó a Chelsea en 1951 cuando las diversas carpas fueron reemplazadas por una única carpa que era más grande que cualquier que se había montado anteriormente en el Show. La estructura se sostenía con la ayuda de 278 postes cubriendo 1,5 hectáreas, ostentando el título del Libro Guinness de los Récords como la carpa más grande del mundo. Los años 50 también vieron la llegada al trono de la reina Isabel II quien fue nombrada Royal Patron (mecenas real) de la RHS en junio de 1952, y realizó su primera visita como Reina al Chelsea Flower Show en 1955.

Durante la siguiente mitad del siglo, el Chelsea Flower Show se convirtió en “EL EVENTO de la primavera”, al que asistía “el quién es quién” de la “buena sociedad”, incluida la Familia Real.

En las décadas siguientes, los jardines rocosos fueron reemplazados por los jardines de árboles y arbustos, se vieron las primeras grandes exhibiciones de orquídeas y la aparecieron los primeros Bonsai. También se produjeron cambios en el modo de cuidar los jardines y, el publico, en lugar de hacer crecer las plantas a partir de semillas, se inclinó hacia la compra impulsiva de plantas cultivadas en macetas.

El Chelsea Flower Show vio crecer tanto su popularidad que, en 1979, las aglomeraciones se convirtieron en un problema de tal magnitud que por primera vez en la historia del Show se tuvo que poner un límite al número de asistentes. Incluso con carpas adicionales, el evento se vio desbordado con miles de visitantes. Para evitar las aglomeraciones, el horario de apertura se amplió, con la puesta a la venta de entradas rebajadas a partir de las 4 de la tarde para disuadir a las multitudes de la mañana. En 1988 las admisiones se limitaron a 40.000 por día y por primera vez se cobró entrada a los miembros de la RHS, hecho que provocó la dimisión de 10.000 miembros como protesta. Hoy en día, a los miembros de la RHS tienen que pagar por las entradas, aunque tienen un día exclusivo para miembros.

El Chelsea Flower Show celebró su centenario en mayo de 2013 con una edición que se centró en la biodiversidad y la sostenibilidad. En lo que la RHS entendió como una muestra de su sentido del humor, se levantó temporalmente la prohibición, vigente desde los inicios y a menudo controvertida, de incluir gnomos en los jardines. A los gnomos no solo se les permitió estar, sino que se les otorgó un reconocimiento especial y personalidades conocidas como Elton John, Helen Mirren o Julian Fellowes, pintaron gnomos que se pusieron a la venta para costear una campaña de la RHS destinada a instalar más jardines en las escuelas.  Los gnomos incluso se alinearon en formación para recibir la inspección de la Reina.

Hoy en día, el RHS Chelsea Flower Show, conserva su estatus como el evento estrella de la horticultura y jardinería. Para los diseñadores de jardines, los paisajistas y sus patrocinadores, los viveros, floristas y vendedores especializados, sigue siendo la feria de flores, plantas y jardines más prestigiosa del mundo y sigue atrayendo a visitantes de todos los rincones del planeta.

Uno de los aspectos más destacados de la exposición son siempre los Show Gardens, los jardines “modelo” o de exhibición. Tuvieron unos comienzos modestos: los primeros eran pequeños jardines de rocas montados sobre mesas en la carpa única el Show, pero poco a poco fueron superando este formato y se trasladaron al exterior. Hoy en día, los Show Gardens, asociados a grandes diseñadores y con cuantiosos presupuestos, son el apartado del Chelsea Flower Show que más atrae a los medios de comunicación y al público. A lo largo de los años, la calidad y la ambición de los Show Gardens se han considerado un barómetro de la salud del diseño de jardines e incluso de la horticultura en su conjunto, a pesar de que se parecen tanto a los jardines reales como la comida de los restaurantes con estrellas Michelin a la cocina casera. Sin embargo, los Show Gardens reflejan y dan forma a las tendencias hortícolas y al diseño de jardines.

Chris Beardshaw’s garden for Morgan Stanley
📷 Jayne Lloyd, RHS CHELSEA 2019 SHOW GARDENS
A David Harber sculpture in the heart of Andrew Duff’s woodland clearing garden for Savills
📷 Jayne Lloyd, RHS CHELSEA 2019 SHOW GARDENS

En 1997, la casa de moda de lujo Yves Saint Laurent patrocinó un Show Garden para coincidir con el lanzamiento de su icónica fragancia Opium.  Esto dio comienzo al interés de las marcas de alta gama, como Chanel y Laurent Perrier, de patrocinar Show Gardens para Chelsea.  

En 2009, el presentador de la televisión británica James May hizo historia en la exposición de flores de Chelsea con su “Paraíso en plastilina”. El colorido jardín de flores primaverales, rosas, un árbol frutal e incluso un césped con un picnic fue creado enteramente con plastilina. Recibió una medalla de oro no oficial de plastilina y fue capaz de engañar a los jueces escondiendo un gnomo en su exposición.

En 2016, siguiendo el espíritu de la exposición de amapolas de la Torre de Londres de 2014 de honrar los sacrificios realizados por los militares británicos en los conflictos mundiales, Phillip Johnson, un paisajista australiano que ganó el premio al mejor jardín en 2013, creó una conmovedora exposición de flores con casi 300.000 amapolas tejidas individualmente a ganchillo que adornaron la vista del Royal Hospital desde el recinto ferial.

La implicación de la Familia Real con el Chelsea Flower Show fue un paso más allá de la regia visita anual y en 2019 la duquesa de Cambridge se implicó en el diseño de un jardín que fue bautizado como “Return to Nature“.  El jardín, inspirado en los recuerdos de la infancia, quería ensalzar los beneficios de salir al campo “para el bienestar físico y mental, especialmente de los niños”, como dijo Catherine al presentar su creación a la prensa.  El jardín, un refugio de espesa vegetación, incluía una casa en un árbol con un columpio, una cabaña con espacio para hacer una hoguera y un arroyo donde mojarse los pies. El jardín fue visitado por la Reina y posteriormente se trasladó a un centro público de salud mental.  

La reina Isabel II y los duques de Cambridge realizando una visita al jardín RHS, en 2019

El Great Pavilion, el elemento central del Chelsea Flower Show, tiene una superficie de unos 12.000 m2, suficiente para aparcar 500 autobuses londinenses. El obelisco situado en el centro de la carpa del Great Pavilion suele estar rodeado de césped y rinde homenaje a los que perdieron la vida en la batalla de Chillianwala de 1849, en la segunda guerra anglo-sij por el dominio del Punjab. La carpa se construye sobre y alrededor del monumento para el Flower Show.  En el interior se exponen muestras de algunos de los mejores floristas y viveros de Gran Bretaña, exhibiciones científicas y educativas sobre horticultura, arreglos florales y muestras de floristería. 

La organización de Chelsea requiere una gran cantidad de planificación y trabajo antes de que las puertas se abran para los miembros el primer día. Los jardines de la exposición suelen tardar tres semanas en montarse, y deben desmontarse en sólo cinco días una vez finalizada la exposición. Se mueven más de 2.000 toneladas de tierra para preparar el evento.

Durante la celebración del Chelsea Flower Show las plantas y flores son sólo de exposición y no están a la venta, pero cada año, a las 16:00 horas del último día, el sonido de una campana da inicio a la “gran venta de plantas”, cuando los expositores venden las que no quieren llevarse. Se produce lo que parece un caos más o menos controlado mientras los aficionados a la jardinería tienen 90 minutos para comprar plantas y luego preguntarse cómo van a llevarlas a casa de una pieza.

En los últimos años, la RHS se ha propuesto reducir los residuos creados con la celebración del Chelsea Flower Show. Muchos de los jardines de las exposiciones se planifican con un segundo hogar permanente en mente, y se desmantelan cuidadosamente y se vuelven a plantar después de la exposición. La madera, el compost, la viruta, los ladrillos y otros materiales se entregan a grupos comunitarios para su reutilización. Se han creado jardines enteros con este material de desecho, como por ejemplo el Desmond Tutu Peace Garden en Lewisham.

En 2020, en plena pandemia del coronavirus, el Chelsea Flower Show se celebró por primera vez en formato digital.  El RHS Virtual Chelsea sirvió para proporcionar una cierta distracción a los millones de personas que se refugiaron en la jardinería dentro y fuera del Reino Unido incluyendo artículos y videos divertidos e informativos creados por diseñadores, jueces y expertos en plantas y horticultura. RHS Virtual Chelsea volverá una vez más del 17 al 21 de mayo de 2021 para ofrecer una mezcla de ideas inspiradoras, consejos de los expositores habrían estado en la feria de mayo, conversaciones con diseñadores y jardineros famosos, y noticias exclusivas de la feria que tendrá lugar en septiembre.

Por primera vez en sus 108 años de historia, el Chelsea Flower Show de 2021 se celebrará del 21 al 26 de septiembre, en lugar de en sus fechas habituales de mayo, lo que ofrecerá la oportunidad de un espectáculo otoñal en el que la estacionalidad puede dar mucho juego.

Al exhibir lo mejor de la horticultura otoñal, el Show de septiembre será sin duda muy diferente al habitual evento de primavera durante la temporada alta de la jardinería, pero no por ello deberá ser menos espectacular. Por primera vez, la exposición durará un total de seis días. Se reducirá el número de visitantes en comparación con las exposiciones anteriores al COVID, con 140.000 visitantes repartidos en seis días, frente a los 168.500 visitantes en cinco días de 2019.

A pesar de su condición de “la feria de flores más prestigiosa del mundo”, el Chelsea Flower Show viene acompañada de algunos problemas como la falta de disponibilidad de entradas, las aglomeraciones, el hecho de que no se puedan pisar los jardines o que no se permita la entrada a los niños menores de cinco años.  Así que, para disfrutar de las flores, las plantas y los jardines en la primavera de Londres, pueden encontrarse otras opciones. 

Chelsea in Bloom

Las calles del barrio de Chelsea despliegan un espectáculo de arte floral alternativo de alto nivel con impresionantes exhibiciones florales coincidiendo con el Chelsea Flower Show.  Se trata de un concurso anual, que gira alrededor de un tema determinado cada año, y que ha crecido de forma espectacular a lo largo de los años, con los mejores comercios, restaurantes y hoteles de Chelsea adornados con creativos diseños florales, cada uno de los cuales refleja su propia interpretación del tema.  La edición de 2021 se celebrará del 20 al 25 de septiembre y el tema es “Viajes extraordinarios”, inspirado en “La vuelta al mundo en 80 días” y evocando el espíritu de optimismo, aventura y la edad de oro de los viajes.  Otros temas anteriores han sido “Safari floral” en 2017 y “Cuentos de hadas” en 2015.  Un panel de expertos esta a cargo de seleccionar a los premiados y hay un premio adicional ‘People’s Champion Award’ elegido por votación popular.

Los arreglos florales de Chelsea in Bloom permiten disfrutar del ambiente del Chelsea Flower Show con un agradable paseo por el barrio de Chelsea, sin necesidad de comprar entrada y con algo menos de aglomeraciones.

Belgravia, Mayfair and Covent Garden in Bloom

Muchos barrios de Londres organizan su propia muestra de arreglos florales y de jardín coincidiendo con el Chelsea Flower Show. Todas ellas pueden visitarse de forma gratuita y tienen lugar en lugares determinados. 

En 2019, el barrio londinense de Belgravia acogió un festival inspirado en la novela clásica victoriana “El lenguaje de las flores” que tuvo lugar en dos localizaciones y contó con exposiciones de jardines y talleres y diversas actividades florales. En el Halkin Arcade de Belgravia, se crearon cuatro jardines con diferentes ambientes. El “Jardín de la Serenidad”, lleno de lavanda, pretendía proporcionar un espacio relajante para que los visitantes se recargaran, mientras que en el techo del “Túnel de la Resiliencia” se podían admirar flores de cornejo. Un dosel de fresias ocupaba “El dosel de la amistad” y en la “Espiral de la buena suerte” las paredes blancas de glicinas japonesas sumergían a los visitantes en el mundo de las flores de la suerte.

Covent Garden, originalmente un huerto de frutas y verduras perteneciente a la Abadía de Westminster, se convirtió más tarde en uno de los mejores mercados de alimentos frescos del Reino Unido y en la cuna de los vendedores de flores más emblemáticos de Londres.  El festival anual Covent Garden in Bloom hace que el barrio se llene de color con espectaculares exposiciones de flores en las tiendas más emblemáticas de la zona.  También se pueden encontrar productos únicos con temática botánica, incluyendo pasteles, cócteles y ‘afternoon teas’, así como eventos especiales, música en directo y cenas al aire libre.

Lamentablemente, estos eventos se celebraron por última vez en 2019 y aún no está previsto que vuelvan en 2021, aunque merece la pena tenerlos en cuenta para su eventual regreso.


Mª TERESA VIDAL VIDAL


Enlace relacionado ➡️ British Flower Shows


Bibliografia

  • https://www.rhs.org.uk/#nav-shows
  • https://www.countryandtownhouse.co.uk/culture/the-cth-guide-to-the-chelsea-flower-show/
  • https://www.dailymail.co.uk/news/article-2276319/Welcome-gnome-Chelsea-flower-lifts-ban-tacky-garden-ornaments-time-100-year-history.html
  • https://www.architecturaldigest.com/story/inside-the-garden-duchess-kate-designed-for-the-chelsea-flower-show
  • https://www.housebeautiful.com/uk/garden/a32484677/chelsea-flower-show-2021/
  • https://www.housebeautiful.com/uk/garden/plants/g47/chelsea-flower-show-facts/
  • https://www.britain-magazine.com/features/history-of-the-chelsea-flower-show/
  • https://www.gardensillustrated.com/chelsea/chelsea-flower-show-in-numbers/
  • https://www.gardensillustrated.com/chelsea/chelsea-flower-show-timeline-dates/
  • https://www.gardensillustrated.com/chelsea/royals-at-chelsea-flower-show/?image=1&type=gallery&gallery=1&embedded_slideshow=1
  • https://www.corinthia.com/london/discover-london/everything-you-need-to-know-about-the-history-of-chelsea-flower-show/
  • https://www.rhs.org.uk/digital-collections/making-chelsea
  • https://www.housebeautiful.com/uk/garden/g27518886/chelsea-flower-show-gardens/?slide=3
  • https://reckless-gardener.co.uk/show-gardens-living-legacy-after-rhs-chelsea/
  • https://reckless-gardener.co.uk/wonders-of-the-chelsea-great-pavilion/
  • https://www.destinationsdetoursdreams.com/2019/07/the-great-pavilion-at-the-chelsea-flower-show/