En 2021, en la Fundación Hispano Británica esperamos a los Reyes Magos de forma muy especial.

Video del MAKING-OF
Enlace para ver el REPORTAJE

Gabriel Cruz, del portal ‘Los reyes magos existen’: “No hay duda, vendrán; las autoridades les han autorizado”

➡️ Los Reyes Magos existen


ELISA ALBACETE Madrid


3 de enero de 2021

El periodista ha grabado un reportaje con diversas entidades que le explican cómo esquivarán los Reyes Magos las restricciones de la pandemia.

Está confirmado: los Reyes Magos ya están de camino y no van a tener problema para entrar en las ciudades. Se han hecho una PCR, llevan mascarillas y aplicarán todas las medidas de seguridad necesarias. El 6 de enero tendremos los regalos, libres de covid, en las casas. Así lo asegura, tras investigar el asunto, el periodista Gabriel Cruz, creador del portal losreyesmagosexisten.com.

Todos los estamentos implicados han aclarado a Cruz que, pese a las limitaciones de movilidad, Melchor, Gaspar y Baltasar no tendrán problema para acceder a las casas.

“Así es, no hay ninguna duda. Hemos hablado con sanitarios, para que nos expliquen qué medidas se han tomado; con un portavoz del Consejo General del Poder Judicial que nos ha confirmado que tienen permiso para entrar en España; con la Policía; con Emergencias… todos han sido claros, sus majestades podrán entrar en España y moverse libremente para entregar los regalos. Las autoridades les han autorizado y están libres de covid”, aclara Cruz.

Gabriel ha conseguido producir y grabar un reportaje audiovisual donde se demuestra lo que dice. Es parte del contenido nuevo de su página web, la que creó en 2017 para que sus majestades pudieran responder a las preguntas de los niños.

El origen de la idea, una llorera de su hija

La idea nació de un llanto. El que quería evitar a su hija Pastora. La niña, a punto de cumplir nueve años, llegó del colegio compungida. Una profesora le había hecho dudar sobre la existencia de Melchor, Gaspar y Baltasar. Pastora, preocupada, quiso contrastar esa información con su padre. Cuando Gabriel le aseguró que él no tenía ninguna duda de la existencia de los Reyes Magos, Pastora le pidió que lo consultase en Google.

“Hoy en día los padres ya no somos referencia, ahora los niños lo miran todo en Internet y hay que tener cuidado con lo que encuentran. Me llevé una sorpresa muy desagradable cuando, al mirar en el famoso buscador, las primeras respuestas que encontré eran tutoriales para hablar con tus hijos explicando el tema. Por suerte, Pastora no vio nada perturbador, un providencial “virus” me obligó a cerrar la pantalla”, cuenta el periodista con un guiño.

Ya de noche, mientras todos dormían, Gabriel se sentó delante de su ordenador y creo su portal de Internet. “Al principio fue un poco básico porque no tenía ni idea de cómo se hacía, pero al menos mi hija pudo encontrar algunas respuestas adecuadas”, explica.

Con el portal en marcha, intentó ponerse en contacto con Google para explicarles el problema, pero no lo consiguió. Empeñado en ganar la batalla y conseguir que los niños no pierdan la ilusión, Gabriel ha ido poco a poco dotando de contenido a la página con artículos, explicaciones y reportajes audiovisuales.

“Tiré de contactos y así conseguí en 2018 hacer un vídeo en el que salíamos de patrulla con la Policía relatando los incidentes de la noche de reyes. En 2019 reportajeamos cómo los cazas del Ejercito escoltan a sus majestades. El año pasado participaron más estamentos, como la Armada, la Comisión Europea, Aviación Civil o controladores aéreos que explicaron cómo ser reparten los regalos. Este año no quedaba otra, y va sobre la covid”, explica.

Los Reyes Magos existen

Pero conseguir ese reto no ha sido fácil. “Me ha llevado mucho tiempo y esfuerzo. Todo lo he tenido que hacer solo. No ayuda que no quiero que en mi página haya publicidad para no desvirtuar el mensaje, lo que trato es vender ilusión, no lucrarme”, señala.

Y no solo no se lucra, además tiene que pagar de su bolsillo los gastos de mantenimiento de su portal y hacer horas extras. “Afortunadamente, a mis jefes les gusta el tema y me permiten ir grabando poco a poco las entrevistas”, aclara.

Para prepararlas, eso sí, tira de su tiempo libre. “Empiezo en julio con la idea de que quiero tenerlo listo para diciembre y, cuando tengo un rato, voy llamando a todos los que quiero que participen”, explica. Un trabajo que ahora es un poco más fácil que cuando empezó, le basta con enseñar la página y enseguida todos se prestan. O casi todos”.

“Los políticos son los que más tiempo me hacen perder. Preferiría que me dijesen que no, pero me van dando largas y al final pocos se animan a participar”, comenta Gabriel tras confirmar que para el vídeo de este año ha tenido que hacer encaje de bolillos. “No sabía muy bien cómo iba a evolucionar la pandemia, empecé antes del verano y me he tenido que ir adaptando a las circunstancias, pero creo que los niños se van a quedar contentos”, comenta.

Su portal se lee en todo el mundo

Cuenta Gabriel que, aunque los vídeos son lo más llamativo de su portal, lo que más atrae de la página es que los pequeños puedan preguntar sus dudas en un sitio concreto. Y ahí también tiene él un papel destacado. Cada noche dedica una hora a hacer de portavoz de Melchor, Gaspar y Baltasar. Les traslada las preguntas y ayuda a que sus majestades contesten. Le han llegado preguntas de México, Rusia, Gran Bretaña…

“Es impresionante. Escriben niños de todas partes del mundo, casi todos quieren saber lo mismo, cómo saben sus majestades si se han portado bien o mal, o si les van a traer el regalo que han pedido”, comenta. Y añade: “También me escriben muchos profesores y padres dándome las gracias”.

El futuro del portal

Siguiendo esta aventura quijotesca de su padre siempre ha estado Pastora. La niña tiene ahora 12 años y, de momento, no cuestiona nada de lo que Gabriel produce. Aunque su hermano pequeño, también llamado Gabriel, es a sus 8 años el que más disfruta del esfuerzo paterno.

“Mientras ellos lo vivan con ilusión, me compensa, pero he estado muchas veces a punto de tirar la toalla. No me gustaría tener que abandonar el proyecto pero a veces se me hace cuesta arriba tener que hacerlo todo solo. Este año, por fin, un laboratorio (que vende paliativos contra el dolor), me ha financiado los 300 euros que cuesta mantener el portal abierto. Ha sido el único que se ha prestado a apoyarme”, señala.

El aliciente, insiste, lo encuentra en el apoyo que le llega cada noche al buzón de la página y, confiesa, que cuando le venza el cansancio confía en tener relevo. “Quizá algún día Pastora se anime a seguir esta lucha, sería bonito”, susurra pensativo antes de despedirnos.