MARIATE VIDAL VIDAL


Noviembre 2022

Destacado 

Mucho se sabe y se ha escrito sobre la popular serie británica, creada por Julian Fellowes, emitida por primera vez en Reino Unido en 2010 y ganadora de numerosos premios incluyendo varios Emmy, Golden Globe y BAFTAs. Sin embargo, hay un aspecto que tiene que ver con su localización y que sigue sin ser ampliamente conocido.

El castillo de Highclere en la actualidad

La Downton Abbey de ficción, desde donde se nos narra la vida de la aristocrática familia Crawley, se sitúa en el condado de Yorkshire.  Sin embargo, los planos exteriores y gran parte del rodaje interior se realizaron en Highclere Castle, una señorial casa de campo situada en Hampshire. Una visita a la mansión, motivada por el interés en visitar la localización de la serie, lo cual por si mismo no defrauda, permite además al visitante adentrarse inesperadamente en el mundo del Antiguo Egipto.  ¿Y cuál es la conexión?

Carter y Lord Carnarvon a la entrada de la tumba de Tutankamón

Highclere Castle es la casa señorial de campo de los Condes de Carnarvon, aristócratas británicos cuyos antecesores habitaban la mansión desde el año 1679. Entre toda la saga de Condes de Carnarvon, es George Herbert, el V Conde de Carnarvon, el más célebre y el protagonista de esta historia. Lord Carnarvon, como era conocido, fue el mecenas de las excavaciones del británico Howard Carter que llevaron al descubrimiento de la tumba del farón egipcio Tutankamón, acontecimiento del que se celebran ahora 100 años.

Lord Carnarvon heredó Highclere Castle de su padre, además de Bretby Hall en Derbyshire, de su abuela materna. Su matrimonio con Alamina Wombwell, supuestamente hija ilegítima del millonario banquero Alfred de Rothschild, le convirtió en un hombre extremadamente rico, gracias a un acuerdo matrimonial y a la generosidad de Rothschild para con su hija. Gran apasionado por las carreras de coches, Lord Carnarvon se vio obligado a abandonarlas por un accidente que hizo mella en su salud el resto de su vida.  Tras una larga convalecencia, y por recomendación médica, a menudo se trasladaba a Egipto con Lady Alamina para pasar el invierno.  Fue allí donde se convirtió en un apasionado egiptólogo aficionado, invirtiendo ingentes cantidades de dinero en adquirir antigüedades egipcias para su colección en Inglaterra y patrocinar diversas excavaciones arqueológicas, la más fructífera de las cuales llevó a Howard Carter a descubrir la tumba de Tutankamón, la única hasta hoy en día que fue encontrada intacta. El apoyo de Lady Alamina, fue crucial para Lord Carnarvon, que gracias a su largo y feliz matrimonio pudo dedicarse a su pasión. Ese apoyo continuó incluso tras la muerte del Conde cuando la Condesa siguió financiando a Carter hasta que finalizaron todos los trabajos de excavación de la tumba y de catalogación de los hallazgos. Para la época en la que le tocó vivir, Alamina fue una mujer extraordinaria, que dedicó grandes esfuerzos para ayudar a los demás especialmente durante la I Guerra Mundial, cuando convirtió Highclere Castle, como Downton Abbey, en un hospital para oficiales heridos.

Por ello, una visita hoy a Highclare Castle permite encontrar, además de los exteriores inmortalizados en la serie, los jardines diseñados por Capability Brown y los salones donde se desarrolla la vida de la televisiva familia Crowley, la menos conocida pero no menos interesante Exposición Egipcia. Esta consiste en seis salas donde se expone parte de la colección privada de antigüedades de Lord Carnarvon y se hace un recorrido por los hechos que llevaron al descubrimiento de la más famosa de las tumbas del Antiguo Egipto.

Lord Carnarvon fue uno de los primeros propietarios y conductores de automóviles y, a lo largo de su vida, el 5º conde tuvo más de 60 coches

Para saber más:

  • “Lady Alamina and the Real Downton Abbey. The lost legacy of Highclare Castle” by the Countes of Carnarvon. Hodder & Stoughton, 2011.

Todas las imágenes provienen del Blog de Lady Carnarvon (https://www.ladycarnarvon.com/)